Conozca el Origen de los acúfenos.

Los acúfenos son sonidos que se provocan en el interior de cada persona que los padece. Estos no son producido por fuentes en el exterior. Se identifican en modo de ruidos, sonidos continuos, “escalas musicales” repetitivas, pueden ser leves, moderados o fuertes, hasta el punto de que se vuelven insoportables para el individuo. En mucho de los casos estos se producen en ambientes de un silencio absoluto como es la noche, en horas de descanso, o en lugares donde no existe ningún otro ruido exterior. Con esto no queremos decir que sólo sucedan en esta ocasión, sino que con ruidos externos, su efecto se minimiza. ¿se identifica con algo de lo comentado en este párrafo? Si es así, probablemente usted sufra de acúfenos o también llamado Tinnitus.

Si es usted una persona que sufre o no de acúfenos, es importante que aprenda a evitarlos y tomar las precauciones necesarias. Es posible que tras sufrir un ataque de acúfenos pueda llegar a eliminarlos por completo de su vida, evitando así problemas psicológicos, e incluso soluciones médicas mucho más graves. Algunos investigadores y médicos afirman que de no ser tratados supone el preludio a quedarse sordo de forma parcial o totalmente.

provocar acúfenos¿Quién o qué lo provoca?

Su origen.

No se considera al acúfeno como el padecer de una enfermedad, sino más bien a un síntoma, indicándonos mediante el mismo que nuestro oído no está funcionando de forma correcta. Sería conveniente en estos casos acudir a un médico especialista lo antes posible, pero además poner más atención en el cuidado de los mismos. Vuelven a desvelar  algunas investigaciones sobre posibles trastornos psicológicos , que repercuten negativamente en una menor calidad de vida, y menor tranquilidad emocional.

Bulos que circulan sobre los acúfenos.

Aunque no se crea, padecer este tipo de síntomas suele ser más común de lo que la gente piensa. Uno de cada 10 personas padecen o han padecido de este en alguna de las etapas de su vida. De los cuales nueve de cada diez, dirigen al individuo a una sordera parcial o total como comentábamos en párrafos anteriores.

Entre ellas hemos podido recabar dos muy extendidas como la pérdida de neuronas, o que alguna gota de sangre cae sobre nuestro corazón. Por contra, escuchar ruidos en los oídos es un claro síntoma de que el sentido de su oído se encuentra afectado en base a factores de carácter psicológico o físico.

¿Qué Produce el acúfeno?

Las principales consecuencias que provocan un acúfeno son debidos a diversos padecimientos, algunos comunes, otros quizás no lo son tanto: una infección como la otitis, la presencia de algún líquido o incluso algún objeto de mayor o menor tamaño por falta de higiene como cerumen, el sudor o el agua (principalmente la de mar), el efecto secundario que tienen algunos fármacos sobre todo cuando se consumen de forma prolongada y/o sin control médico, si ha padecido fiebre por un periodo de tiempo largo, sonidos excesivamente altos como los provocados por el uso de auriculares, o altavoces en una fiesta…

El acúfeno provocado por alguna de las causas anteriores pueden ser causa directa de fallo del sistema auditivo de forma directa. A continuación nombramos algunas de las que pese a padecerlo, no se producen directamente en el sentido auditivo.

Efectos de la presión arterial. En algunos casos se ha llegado a detectar que en individuos que padecen de hipertensión o hipotensión, u otras enfermedades relativas al sistema coronario son más propensas a escuchar lo que se denominan acúfenos orgánicos como su propio pulso, las arritmias, entre otros sonidos.

Los subjetivos. Son los provocados por causas psicológicas. Aunque son escuchados dentro de su cabeza. No hay nada que los produzca. Tampoco existe un antecende de tipo clínico que de una explicación al mismo. Lo que si es cierto  es que termina por provocarle un estado de ánimo negativo.

La edad del individuo. Las estadísticas hablan en este caso indicando que el 18% de las personas padecerán acúfenos en alguna etapa de su vida, pero el 33% de los que tienen más de 50 años lo padecerán llegando incluso hasta cronificarse.

¿Cómo puedo buscar una solución a este acúfeno?

Aunque podemos resolver alguna o todas las causas del mismo, extrayendo ese objeto situado en su oído, eliminando la infección, o corrigiendo la causa física como la tensión arterial, no significa que con ello vayamos a eliminar el ruido interno que tanto nos afecta y molesta, ya que casi con total probabilidad el daño ya ha sido ocasionado, y sea necesaria alguna otra actuación en el mismo para poder remitirlo.

El acúfeno es un padecer a lo que ciertamente no se tienen una solución médica definitiva para curarlo, es por ello que casi con seguridad todos los médicos le indiquen que ha de aprender a vivir con ella. En algunos casos, y mejorando el riego sanguíneo en el cerebro, se consiga mermar su efecto, pero su fin es el de minimizar el impacto negativo que repercute directamente a la persona, pero nunca con el fin de curarla.

Efectividad de tratamientos alternativos.

Como en otras enfermedades, patologías y sintomatologías, existen tratamientos alternativos, pero ha de cuidarse bien en todas ellas, porque en muchos casos son simples charlatanerías, y formas de sacar dinero, sin posibilidad de reembolso, y sin que sea una solución realmente eficaz.

Tiene también la llamada medicina holística, que podría resultar una alternativa excelente aunque es cierto que existen muchos refractores también existen defensores.

También puede tomar en cuenta una guía detallada que le ayudará a reducir los efectos del acúfeno, según los testimonios y opiniones de alguno de sus usuarios en este enlace.

También puedes consultar nuestra review sobre este libro en este enlace.

Si piensas usar esta guía para lograr tu objetivo o el de alguien cercano y sigues teniendo dudas, puedes visitar nuestra página de Preguntas Frecuentes.

Tenemos información adicional que puedes recibir directamente en tu correo electrónico. Para ello solo has de rellenar el siguiente formulario.