Acúfenos Objetivos y Acúfenos Subjetivos

Existen acúfenos objetivos y subjetivos. El porque de esta denominación depende de cual sea la naturaleza que los está provocando. Si usted oye algún típo de ruido ya sea en modo de silbido, sonsoneó, pitidos suaves o estridentes o sonidos con algún tipo de persistencia pero no es capaz de localizar cual es la fuente que lo está produciendo, está presentando lo que se denomina acúfeno o tinnitus.

Son diversas las causas de las que provienen los acúfenos tanto subjetivos como objetivos suelen ser psicológicas, traumáticas, clínicas, pero es importante que si padece de acúfenos, lo mejor es consultar sobre el mismo para que su calidad de vida no se vea afectada por el mismo.

Es normal que tras sufrir algún cuadro descrito anteriormente en cuanto a los ruidos, pueda llegar a asustarse, pero antes de comenzar a elucubrar cualquier cosa, lo mejor es que consulte con un profesional y conozca de que tipo de acúfeno está padeciendo y que soluciones puede adoptar.

 

tinnitusAcúfeno objetivo o Acúfeno Subjetivo. Diferencias.

Anteriormente hemos nombrado estos dos tipos que van a atender a las causas que lo están provocando.

Es acúfeno objetivo cuando la fuente que lo produce está en nuestro interior, pero, aparte de nosotros, otras personas son capaces de escucharlo también y no sólo nosotros.

Los acúfenos subjetivos son aquellos que sólo nosotros escuchamos. Realmente ese ruido no tiene una fuente externa que lo esté produciendo, y por lo tanto nadie más va a poder escucharlo.

Acúfeno Objetivo.

Estos acúfenos como comentábamos anteriormente son producidos por nuestro organismo. Estamos seguros que en alguna ocasión ha percibido el sonido de su corazón, o el pulso, respiración, o cuando ingerimos y masticamos alimentos. En el argot médico, el nombre médico se denomina somatosonidos.

Quizás y en cierta medida es una buena noticia, ya que estos no significan ningún daño en el sistema auditivo. Sin embargo es posible que tengan relación con otras afecciones como la hiper o hipo tensión.

Una simple auscultación realizada por un médico o los profesionales de su centro de salud pueden detectarlos. Resolviendo la causa que lo provoca, el sonido de este acúfeno podría desaparecer.

Su origen.

He aquí tres ejemplos de acúfenos objetivos. No queremos que esto le lleve a pensar directamente que se tratan de estas causas, aunque podrían tener mucho que ver. Por ejemplo escuchar latidos, podría significar que tiene relación con el sistema circulatorio de nuestro cuerpo. Los zumbidos, se suelen relacionar con el sistema muscular y alguna contracción, la respiración suele provocar un silbido.

Acúfeno Subjetivo.

Como también mencionamos anteriormente este es el que sólo usted escucha y nadie más.Su procedencia no es definida, su organismo no los produce. Suelen aparecer en sonidos de golpes, zumbidos, pitidos. Por lo tanto no podrán ser detectados por los médicos en una valoración simple.

El oído interno suele ser el principal afectado a consecuencia de varias causas. haber padecido algún tipo de infección, objetos extraños, líquidos en el interior del oído, uso continuado de medicamentos como la aspirina, fiebres, especialmente altas que se han mantenido durante un tiempo prolongado, la columna vertebral…

Usted es quien teiene que reconcer estos, especialmente si se vuelven más incómodos tanto en duración como en intensidad cuando el silencio está presente. Principalmente en horas de la noche y/o durante el sueño.

Acúfeno subjetivo == Mayor intensidad.

La procedencia de estos ruidos o sonidos como vimos anteriormente no se producen externamente, sino en nuestro oído, que crea y transmite a través del nervio auditivo información incorrecta hasta la corteza cerebral. Se crea de esta manera reflejos auditivos activando los centros nerviosos que se encargan de que nuestro cerebro los interprete, creando esos sonidos comentados anteriormente.

Llega como consecuencia de lo anterior un estado de ansiedad, miedo, estrés, principalmente por el desconocimiento, pero además lo que supone una perdida auditiva debido a que estos sonidos interfieren directamente en su audición normal, e influyen en las horas de sueño provocando prolongadas vigilias que repercuten en su rendimiento y estado de ánimo de días posteriores.

¿Y que soluciones o alternativas tengo frente a los acúfenos?

Para los objetivos indicábamos anteriormente que cuando se solventa la condición que los provoca, estos quedan erradicados, pero en el caso de los subjetivos, y al no tener un diagnóstico concreto ni conocer exactamente su procedencia, su solución es más compleja.

Para el caso de los subjetivos y en el caso de haber resuelto cualquiera de las causas conocidas que los provocan, podrían remitir o desaparecer, pero en algunos casos su fuente es psicológica, y su solución conlleva otros procedimientos. En algunos casos, efectiva, en otros no tanto.

¿Y si no se va?

Lo cierto es que en muchas ocasiones esto es así. La ciencia actualmente no tiene un diagnóstico concreto para la procedencia de algunos casos de acúfenos, por lo que el tratamiento a aplicar no siempre es el que ataca al problema o la causa, obtendrá consejos médicos sobre como convivir con ellos, tipos de alimentación recomendadas, algunas terapias que lo inviten a relajarse y reducir el estrés…

Podrá encontrar un sin fin de recursos en la red, le invitamos a que consulte algunos testimonios y opiniones de personas que han seguido un método y al parecer los ha ayudado bastante.

Hemos realizado un review de esta guía que puede consultar en este enlace.

A petición de algunos lectores hemos recopilado información adicional que puedes recibir en su correo electrónico. Para ello solo ha de rellenar el siguiente formulario.

Si piensas usar esta guía para lograr tu objetivo o el de alguien cercano y sigues teniendo dudas, puedes visitar nuestra página de Preguntas Frecuentes.

 

Opina

*